28 febrero 2021

Un voluntario de las pruebas de la vacuna de Oxford murió, el joven médico podría haber recibido un placebo

Las pruebas de la vacuna de Oxford continúan y hoy desde Brasil informaron la muerte de un voluntario que formaba parte del grupo de testeo de la misma. Si bien el joven falleció días atrás, la noticia fue difundida este miércoles por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa). Todavía no se conocen todos los detalles pero algunas fuentes extraoficiales alegan que el voluntario fallecido había sido parte de los que recibieron un placebo en lugar de la vacuna (procedimiento estándar para estos testeos).


También te invitamos a leer “Un enfermero voluntario de las pruebas de la vacuna de Oxford dio positivo de coronavirus”


De acuerdo con el órgano regulador estatal brasilero, el participante era un médico de 28 años de la ciudad de Río de Janeiro e integraba el contingente de voluntarios de ese país en el desarrollo de la vacuna, fabricada localmente por el instituto Fiocruz, del Gobierno federal.


“En relación con el fallecimiento del voluntario del test de la vacuna de Oxford, la Anvisa fue formalmente informada de ese hecho el 19 de octubre de 2020”, comunicó la agencia nacional.


Sin embargo, no dio detalles sobre las causas de la muerte del joven. En este sentido Antonio Barra, el presidente de la Anvisa, dijo a los medios que “el caso continúa en análisis”. Además, confirmó que los test no se detendrán por lo ocurrido.


Tanto el diario brasileño O Globo como la agencia de noticias Bloomberg afirman que el hombre fallecido no habría recibido la vacuna de prueba, sino que se le suministró un placebo, aunque no fue confirmado oficialmente.


En Brasil, los ensayos clínicos de la potencial vacuna británica contra el coronavirus comenzaron en junio con la idea de que participaran unas 10 mil personas. A la fecha, solo sufrieron una interrupción en septiembre, cuando se informó sobre una reacción adversa en un voluntario.


También te invitamos a leer “Explican cuál fue la razón por la que se detuvieron los ensayos con la vacuna de Oxford”