16 abril 2021

Un estudio con cloroquina mató once pacientes

Fue realizado en Manaos y lo suspendieron por los graves resultados

El gobierno del estado brasileño de Amazonas suspendió una prueba piloto de tratamiento con cloroquina en Manaos cuando quedó claro que esa droga anti malaria causa problemas cardíacos graves. En el estudio, murieron once pacientes sobre un total de 81 participantes. La cloroquina y la hidroxicloroquina son productos que el mismo presidente de Estados Unidos Donald Trump propuso con entusiasmo como una cura para el coronavirus y que China recomienda en ciertos casos. Muchos hospitales en Estados Unidos la están utilizando en tratamiento.

El estudio brasileño abarcó a 81 pacientes en Manaos y fue publicado este sábado en la revista online medRvix, un medio de “publicación previa” de trabajos técnicos que todavía no fueron revisados o replicados por otros especialistas. El estudio incluyó dos dosis diferentes de cloroquina, pero no usó placebos, como es costumbre en estos experimentos porque las autoridades sanitarias de Brasil también permitieron el uso de la droga en tratamientos. Lo mismo hizo la administración de alimentos y medicinas de EE.UU., en forma provisional y de emergencia.

Los pacientes que participaron del estudio ya estaban internados por el covid 19. Todos recibieron dosis regulares del antibiótico azitromicina, que ya es standard en el tratamiento de la pandemia. La mitad de los pacientes recibieron una dosis de 450 miligramos de cloroquina dos veces al día durante cinco días, y la otra mitad recibió 600 miligramos dos veces por día durante diez días. 

Pero a tres días del comienzo de este tratamiento, los pacientes que recibían la dosis más alta mostraron arritmias. Al sexto día, once habían muerto y se suspendió la administración de las dosis más altas. Los médicos participantes concluyeron que el estudio agrega evidencia que ciertos pacientes corren particulares riesgos usando cloroquina e hidroxicloroquina. Ambas drogas, derivadas de la quinina, son tratamientos tradicionales de la malaria, una enfermedad incurable pero tratable.

También se destacó que la azitromicina también puede causar problemas cardíacos en pacientes sensibles o con problemas de corazón. Hay que destacar que en muchos hospitales del mundo la combinación de ese antibióbico con cloroquina ya es normal en el tratamiento del covid 19.

Los investigadores en Manaos admitieron que la muestra de pacientes, apenas cuarenta, que recibieron la dosis más baja no alcanza para concluir si la droga anti malaria es realmente efectiva en esta pandemia. En su paper, pidieron “con urgencia” que se realicen estudios con un número mayor de pacientes. En varios países del mundo se están realizando tratamientos controlados con dosis bajas, pero la Comisión de Salud de la proincia de Guangdong, en China, recomendó tratar los pacientes por diez días con dos dosis diarias de 500 miligramos, un gramo en total.

El doctor Marcus Lacerda, uno de los autores del paper brasileño, le dijo al diario The New York Times que considera que ” las dosis altas que se están usando en China es muy tóxica y puede matar a muchos pacientes. Justamente por eso paramos esa parte de nuestro estudio”. El estudio está siendo ahora revisado por la prestigiosa revista médica The Lancet.

Fuente: Pagina 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.