1 marzo 2021

Según el Indec, una familia necesitó $ 17.353,25 para no caer en la indigencia.

En marzo aumentó el costo de vida según el último estudio del Indec

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó el informe que realiza cada 30 días, en el que escriben: “Durante marzo de 2020, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a febrero de 2020 fue de 3,4%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 3,0%.

Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 49,1% y 46,1%, respectivamente.” Tomando estos datos una familia de cuatro integrantes necesitó $41.994,86 para superar el umbral de pobreza y $17.353 para no ser indigentes. Montos muy lejanos al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 otorgado por el Gobierno. Aquellas familias que dependen sólo del mismo, necesitarían un 70% más para no ser consideradas indigentes y un 420% para no ser pobres.

Empujadas por la inflación, sobretodo de los alimentos, las canastas tuvieron aumentos superiores a los de febrero, cuando la CBA se había incrementado en un 1,9% y la CBT un 1%. En el caso de la segunda los incrementos menores se deben a la congelación de las tarifas de los servicios y el transporte que conforman parte de la misma, luego de los aumentos exponenciales que habían tenido durante de la presidencia de Mauricio Macri.

La comparación anual en pesos arroja que en marzo de 2019 una familia tipo necesitaba ingresos por $11.617 para no caer bajo la línea de indigencia y doce meses más tarde necesita $ 17.353. En el caso de los ingresos que forman la barrera para que una familia sea pobre o no, se pasó de $28.750 en marzo de 2019 a $41.994 en igual mes de este año. Una diferencia grande teniendo en cuenta que el 70% de los ocupados ganaba, según los últimos datos del INDEC del cuarto trimestre de 2019, menos de $30.000.

Según el informe, la CBA acumuló una suba del 11,4 % en el primer trimestre y la CBT avanzó 7,8% en el mismo periodo. Esto hará crecer el número de pobres e indigentes que ya venía en subida. El índice de pobreza pasó del 32 % en 2018, al 35,5 % para el 2019. Esto implicaba un total de casi 16 millones de pobres en todo el país, de los cuales 3,5 millones se encontraban en la indigencia.