10 abril 2021

Rusia: En un mes comenzará la campaña de vacunación masiva contra el Covid-19

El Ministerio de Sanidad ruso anunció el sábado que ya ha sido producida la primera partida de la vacuna Sputnik V, que será destinada al personal sanitario.

Está previsto que la vacunación masiva contra el coronavirus en Rusia comience en un mes. Así lo aseguró ayer Alexánder Gíntsburg, director del Centro de Investigación Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaléi de Moscú, en cuyos laboratorios se creó Sputnik V, la primera vacuna rusa cuya certificación tuvo lugar la semana pasada. Adelantó también que hoy lunes probablemente se publicarán en una revista científica extranjera los resultados de los ensayos clínicos del fármaco.

En declaraciones a las agencias rusas, Gíntsburg dijo que «los científicos quieren comenzar la etapa final de los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 en un máximo de una semana y media». Según sus palabras, «varias decenas de miles de personas participarán en las pruebas».

El Ministerio de Sanidad ruso anunció el sábado que ya ha sido producida la primera partida de la vacuna Sputnik V, que será destinada al personal sanitario. No obstante, Gíntsburg ha aclarado que las primeras dosis irán a parar solamente a 15 regiones rusas, de las 85 que tiene el país.

Según el director del Centro Gamaléi, «hacia diciembre o enero se planea alcanzar una capacidad de cinco millones de dosis por mes, y será posible cubrir completamente la necesidad de la vacuna en todo el país dentro de un año». Tres empresas participarán en la producción del fármaco contra el coronavirus, subrayó.

Los expertos llaman la atención sobre el hecho de que la vacuna del Centro Gamaléi aún no ha superado los ensayos clínicos y no hay publicaciones al respecto en la literatura científica. Estados Unidos y otros países, así como también la Organización Mundial de la Salud, dudan de la seguridad y efectividad del medicamento registrado en Rusia.

Según la agencia rusa RIA-Nóvosti, un sondeo ha puesto de manifiesto que un 52 por ciento de los 3.000 médicos encuestados no se fían de la Sputnik V y sólo un 25 por ciento dijeron estar dispuestos a vacunarse. Al mismo tiempo, el 70 por ciento de los participantes en la indagación manifestaron que el escepticismo general hacia el fármaco se debe a que no hay datos que confirmen su efectividad y a la excesiva rapidez con la que se ha desarrollado.

Pero en el Centro Gamaléi sostienen que el medicamento creado por ellos contra el coronavirus es eficaz y seguro. Gíntsburg explicó que su rápida aparición se debe a la gran experiencia que tiene en Rusia su escuela de inmunólogos. Según su opinión, las críticas habidas se explican «por la enorme competencia existente en el mercado». El director del Centro Gamaléi afirmó que hoy lunes se publicarán seguramente los resultados de los ensayos clínicos en una revista científica extranjera.