25 julio 2021

¿Por qué la camiseta de Boca tiene menos de 69 estrellas?

Por el coronavirus, la Asamblea de Representantes aún no pudo actualizar el escudo del club después de la obtención de la Superliga. Sin embargo, en la casaca sólo se muestran 50. Conocé los motivos.

Parece un dato de color, una cuestión burocrática, de papeles. Pero es muchísimo más que eso. Las estrellas del interior del escudo de Boca esconden su propia historia. Una historia que nació hace casi 90 años y que todavía hoy sigue siendo tema de debate entre hinchas, estadígrafos y todo tipo de especialistas en la materia.

El 7/2, Boca obtuvo su título Nº 69 en el fútbol de Primera División de varones. Pero como toda modificación de su emblema debe ser aprobada por la Asamblea de Representantes de Socios y el llamado de abril se postergó (sin fecha) a causa de la pandemia, la insignia sigue sin cambios, exactamente igual al momento en que el equipo de Russo enfrentó a Gimnasia en la última fecha de la Superliga. ¿Con 68 estrellas? No, con 50…

Para explicar el presente hay que conocer el pasado. Si bien el club se fundó el 3 de abril de 1905, su primer escudo fue creado en 1910 y era muy distinto al que todos conocemos hoy en día. El actual surgió para 1915 y, a partir de la reunión de CD del 18/10/1932, comenzó a incorporar una estrella por cada título conseguido por el primer equipo. Eso sigue constando en el inciso 4to. del Artículo 1 del Estatuto.

Según un informe publicado por la Subcomisión de Historia del Xeneize, durante los años posteriores “hubo pines y otros artículos que mostraban un escudo con estrellas, pero recién en la Memoria y Balance de 1943 se pudo ver el primer documento oficial que las incluía”. A principios de 1996, durante las primeras semanas de gestión de Mauricio Macri, la Asamblea aprobó un pequeño retoque en el diseño del escudo (se suprimió la franja amarilla y se pintó de ese color la sigla CABJ) y se actualizó la cantidad de estrellas.

Fueron 32, incluidos seis ligas del período amateur, el campeonato de honor de 1925 (se le otorgó a Boca en reconocimiento a su exitosa gira por Europa), la Copa Argentina del 69 y el mal llamado “Clausura 1991” (el equipo perdió la final de la Temporada 91/92 con Newell’s).

En 1998, tras la obtención del Apertura, se incorporó la estrella 33, el por entonces secretario de Economía y Finanzas de la Mesa Directiva de la Asamblea, Sergio Brignardello, un viejo amante del revisionismo en el fútbol, advirtió que posiblemente Boca contara con muchos más títulos de los que se creía, y en el 2012 creó y presidió la Subcomisión de Historia del club para estudiar el tema.

Esos títulos a los que Brignardello hacía referencia en aquel entonces eran los mismos que la AFA publicó en su sitio web a mitad del 2013. Copas nacionales y rioplatenses que siempre habían sido oficiales pero que sólo figuraban en las Memoria y Balance de la casa madre.

El club, sin embargo, prefirió tomarse un tiempo más para chequear toda esa información con su propio de investigadores y luego de la obtención de la primera Superliga con el Mellizo, la 16/17, se incrementó el número de estrellas de 54 a 66. Luego llegaría el segundo campeonato local con Guillermo, la Supercopa con Alfaro y este último torneo con Russo.

Aun así, el escudo bordado en la camiseta no refleja el verdadero número de títulos que tiene Boca. Este último modelo de adidas tiene 50, en tanto la casaca anterior, de Nike, traía 52. ¿El motivo? Son tantos los campeonatos que logró el club que resulta imposible incluir semejante cantidad de estrellas: de tan pequeñas, casi que no se percibirían a la vista.

Para solucionar parte del problema, Brignardello propuso crear un emblema genérico para utilizar sólo en papeles y cartelería interna del club y actualizar los escudos más visibles (puerta club de Brandsen, Quinquela, Bombonerita, etc.). Por ahora, sigue siendo el Juego de las Estrellas.

Fuente: Olé