30 julio 2021

Neuquén: Un enfermero que se curó del coronavirus es amedrentado por vecinos, lo golpearon, le robaron y le quemaron la casa

El enfermero cumplio con su cuarentena y se había recuperado de la enfermedad previamente al brutal ataque.

En el marco de la letal pandemia que recorre el país el brutal hecho sucedió en el barrio Nueva Esperanza, en la capital de Neuquén. Un enfermero que trabaja en la clínica ADOS de la localidad y que en junio pasado contrajo Coronavirus (en el centro de salud se había producido una ola de casos). Desde entonces comenzó a ser hostigado por los vecinos lo cual culminó en un hecho lamentable.

El hombre se llama Daniel Porro, le dieron el resultado positivo del hisopado el 19 de junio, pero antes se encontraba aislado en su casa. Luego del diagnóstico, fue a hacer el aislamiento a la vivienda de un familiar.

El enfermero transitó la enfermedad con síntomas de tos y dolor en el pecho, y tras varios días, al someterse a otro hisopado, el resultado fue negativo, por lo que fue considerado como un paciente recuperado. Fue así que volvió a su casa y se reincorporó a su trabajo ya sin el virus.

Sin embargo, continuaba siendo hostigado por los vecinos del barrio Nueva Esperanza. Desde la vereda lo insultaban y el pasado jueves la situación se volvió sumamente violenta.

Un vecino lo insultó y comenzó a llamarlo desde la vereda. El enfermero salió a ver quién era y esto desembocó en insultos y una pelea. Varias personas lo golpearon y lo patearon hasta dejarlo casi inconsciente.

El hombre fue trasladado al hospital y durante la tarde, tras la agresión, algunos integrantes de la familia que lo habían golpeado horas antes le prendieron fuego la casa, una vivienda modesta que se encuentra en construcción.

Además, mientras esto sucedía, al trabajador le robaron su auto, Fiat Palio, que la Policía afortunadamente pudo recuperar a las pocas horas.

Tras la sucesión de hechos violentos, el hombre hizo la denuncia correspondiente y tomó intervención el Ministerio Público Fiscal neuquino. Sin embargo, el enfermero se mostró atemorizado por lo que produce el desconocimiento en los vecinos de la zona.

“Me decían que me vaya del barrio porque tenía Coronavirus. No sólo no tengo porque cumplí con el aislamiento, sino que me quemaron la casa y me robaron el auto”, contó el enfermero a LMNeuquén, medio de la Capital neuquina.

El hombre contó que mientras era agredido los vecinos le decían “andate porque sos caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio”, amenaza que posteriormente se cumplió.

Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital. Me llevaron el auto, directamente me lo robaron y una vez que estaba en el hospital me prendieron fuego adentro de mi casa”, lamentó.

El hombre lamentó el “desconocimiento, porque no he tenido problemas con este vecino. La Policía le explicó bien cómo era el tema de los contactos, del aislamiento, pero esta persona nunca lo entendió, hasta hace tres noches, que me pasa todo esto”, informó.

El caso positivo de Porro fue uno de los varios que se detectaron entre trabajadores y pacientes del Policlínico Ados, de la capital neuquina, lo que derivó en el cierre temporal de dicho centro de salud.