10 abril 2021

Muere el actor Chadwick Boseman culpa de un cáncer de colon

«Black Panther» y «Los Vengadores: Endgame», ambas de la franquicia Marvel, han sido dos de las películas más populares de Chadwick Boseman

El actor estadounidense Chadwick Boseman falleció el viernes a consecuencia de un cáncer de colon, según ha informado su publicista Nicki Fioravante en sus redes sociales. Desde hace unos meses, en sus diversas apariciones telemáticas, a Boseman se le apreciaba muy delgado, lo que provocó comentarios entre los seguidores de un actor llamado a hacer grandes cosas, y que al encarnar a T’Challa (Pantera negra) iba a realizar una larga carrera en el universo Marvel. Porque tras años de trabajos en televisión, Boseman, de 43 años, logró la fama mundial al interpretar al protagonista de Black Panther(2018). “Fue un honor para su carrera dar vida al rey T’Challa en Black Panther”, se lee en el mensaje de su publicista. Boseman falleció en su casa junto a su familia en Los Ángeles. “Chadwick fue diagnosticado con cáncer de colon etapa tres en 2016 y batalló con eso los últimos cuatro años mientras avanzaba a etapa cuatro”, informa el comunicado. Entre sus interpretaciones, destacan su resurrección de otros tres mitos de la sociedad afroamericana: el jugador de béisbol Jackie Robinson en 42: la verdadera historia de una leyenda del deporte (2013), del cantante James Brown en I Feel Good: la historia de Jackie Brown (2014), y del juez del Tribunal Supremo de EE UU Thurgood Marshall en Marshall (2017). Este año ha estrenado en Netflix Da 5 Bloods, de Spike Lee.

Boseman nació en 1977 en Anderson (Carolina del Sur), hijo de una enfermera y un trabajador en una empresa agrícola. Era el pequeño de tres hermanos: el mediano, bailarín, actuó en el musical El rey león y con las compañías de Martha Graham y Alvin Ailey. Siempre quiso jugar al baloncesto ―se le daba muy bien―, pero tras la muerte de un amigo y compañero de equipo descubrió que también le gustaba escribir: volcó sus emociones por el asesinado a balazos en una obra de teatro. Por eso escogió para estudiar Interpretación Howard University, donde su tutora fue Phylicia Rashad (El show de Bill Cosby). Rashad vio su potencial como actor y director y le ayudó a entrar en un curso especial de teatro en la Universidad de Oxford, aventura que financió Denzel Washington.

A su vuelta de Europa, Boseman comenzó, ya en Nueva York, a impartir clases de interpretación en Harlem y Brooklyn, y a interpretar pequeñas obras, a la vez que dirigía un par de cortometrajes y empezaba un largo recorrido de trabajos televisivos, con apariciones en episodios de Ley y orden, CSI: Nueva York, Urgencias, Caso abierto, Lincoln Heights, Castle, Fringe (Al límite)… Ya había debutado en el cine, pero en 2014 su carrera explotó con sus caracterizaciones de Jackie Robinson (el primer afroamericano que jugó en las grandes ligas de béisbol) y de James Brown. En ese momento ya vivía en Los Ángeles: descubrió la ciudad durante la grabación de Lincoln Heights y entendió, según sus propias palabras, “que ser artista en Nueva York o actor de cine en Hollywood podía no diferenciarse mucho”. En 2016 ya apareció como Black Panther en Capitán América: Civil War, y desde entonces encarnó a T’Challa en Black Panther (2018), Vengadores: Infinity War (2018) y Vengadores: Endgame (2019). En Marshall interpretó al primer juez negro de Tribunal Supremo de los EE UU, y el año pasado dio vida a un policía neoyorquino en una noche de crimen salvaje en Manhattan sin salida. Tiene pendiente de estreno Ma Rainey’s Black Bottom, basada en la obra de August Wilson ganadora del Pulitzer.

La muerte de Boseman ha supuesto una conmoción en EE UU. Por él y por su talento, pero también porque Boseman puso rostro a varios mitos de la comunidad afroamericana. Sobre todo por Black Panther, versión en cine del cómic de Marvel. Black Panther vio por primera vez la luz en 1966, meses antes de que se crearan los Panteras Negras, la organización negra homónima. Sus autores fueron Stan Lee y Jack Kirby, quienes ya habían creado, en 1963, un grupo de mutantes, la Patrulla X, víctimas del odio y la discriminación. Influidos por la efervescencia de aquellos años rebeldes, en el número 52 de Los cuatro fantásticos se atrevieron a presentar un superhéroe negro. El éxito fue inmediato. Black Panther, como película, superó la barrera de los 700 millones de dólares para convertirse en la tercera película más taquillera de la historia en EE UU. La película de Ryan Coogler se ha erigido, además, en fenómeno cultural, por su reparto casi íntegramente negro, y por incidir, como hacía el cómic, en el orgullo de proceder de la madre África y más, en el caso de su versión cinematográfica, en tiempos de Donald Trump. Boseman, antes de fallecer, se casó con la cantante Taylor Simone Ledward.