25 julio 2021

La ministra Figueroa acompañó la inauguración del nuevo espacio de un comedor infantil

Junto con funcionarias de la Subsecretaría de Políticas Alimentarias, participó en la acción llevada a cabo por las responsables de Pancitas Felices, un comedor que funciona hace 23 años y ahora se trasladó al barrio Santa Ana II.

La ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, participó en la inauguración de las nuevas instalaciones del Comedor Infantil Pancitas Felices que recientemente se trasladó al barrio Santa Ana II.

 Allí, la funcionaria mantuvo una charla amena con las responsables del comedor y las voluntarias a cargo de la cocina que le comentaron el trabajo que se viene realizando hace 23 años y sobre las tareas de contención y apoyo escolar que se les brinda a los niños. 

“Quiero felicitar a cada una de ustedes por el enorme trabajo que realizan cada día, su entrega nos motiva a continuar esforzándonos. Yo hace 15 años que trabajo en ámbito del voluntariado social y conozco la gran tarea que realizan”, les manifestó Figueroa.

También participó en el encuentro la subsecretaria de Políticas Alimentarias, Josefina Nallar, que adelantó que próximamente llegarán con la propuesta de Huerta Comunitaria y con talleres de cocina saludable con grupos reducidos para dar cumplimento a los protocolos de prevención del Covid-19. 

“Desde la Subsecretaría estamos trabajando para fortalecer el trabajo de los comedores y de a poco ir dotándolos de herramientas que colaboren con el auto-sustento como son las huertas y a su vez, enriquecer nutricionalmente las comidas que preparan con los productos que salgan del cultivo.” manifestó Nallar.

Por su parte, la fundadora del comedor “Pancitas Felices”, Gloria Vega, agradeció la presencia de las funcionarias de Desarrollo Social y el acompañamiento permanente que se les brinda a través de los equipos de trabajo de dicha cartera.

“No solo es un alimento que satisface la necesidad biológica de los niños, sino que también es un espacio de contención y a través de las herramientas que nos brindan nosotros podemos ayudar a transformar la realidad de esos niños”, afirmó Vega. 

Durante la jornada también el Comedor Pancitas Felices recibió la donación de elementos y utensilios de cocina por parte de la empresa Tarjeta Naranja. 

El comedor Pancitas Felices funciona hace 23 años y se sustenta con el trabajo de sus fundadoras y voluntarios. Recientemente se trasladó al barrio Santa Ana II. Recibe fondos provinciales de forma mensual a través del Programa Comedores Infantiles. Actualmente asiste 120 personas, entre niños, adultos mayores y familias completas y en el marco de la pandemia del Covid-19 la demanda fue creciendo. También cuenta con el patrocinio de la empresa Tarjeta Naranja y donaciones de padrinos y madrinas.

Estuvieron presentes además: Marcela Lachenicht, directora general de Programas Alimentarios; Verónica Pastrana, jefa del programa Comedores Infantiles; Natalia Tapia y Mónica Flores, madrinas del comedor y representantes de la empresa Tarjeta Naranja.