5 mayo 2021

La mano de D10S » Segunda temporada

Con las declaraciones de Tapia asegurando que este martes se confirmará que no habrá descensos, Maradona logró algo que nadie creía, dejar al Lobo en Primera. Además de yapa la medida será extendida hasta el 2022.

Este lunes Chiqui Tapia dio una noticia, que en La Plata se festejó como un campeonato. Pasa que cuando el presidente de la AFA aseguró que este martes en la reunión con todos la presidentes de los equipos que juegan la Superliga, aprobarán que no habrá descensos, los muchachos de Gimnasia festejaron. Es que realmente estaban complicados, pese a que Pelusa de apoco había comenzado a encontrarle la mano al equipo y venía en plena levantada. Si bien está claro que Maradona poco tuvo que ver con la decisión que tomaron en AFA, lo que sorprende que estas cosas «cuasi milagrosas» solo le suceden a él.

Cuando Maradona llegó a Gimnasia estaba casi condenado al descenso a 11 puntos de poder salvarse, pero al momento de la suspensión del campeonato por el coronavirus, el equipo del 10 estaba a cinco puntos de la salvación y con diez partidos por jugar. La actitud de Maradona cambió radicalmente el pensamiento de un equipo que no encontraba respuestas anímicas ni futbolísticas antes de su llegada. Otra pieza clave de esta remontada de Gimnasia fue el ex DT de Godoy Cruz y Banfield, Sebatián «Gallego» Mendez. Con esta noticia Diego podrá pensar de la mejor manera como armar su plantel de cara al 2021, aunque todavía le queda este año jugar por Copa Argentina ante Dock Sud, si es que se puede seguir al menos con ese torneo.

Pero en honor a la verdad es que desde que llegó Maradona al Lobo platense fue el equipo que más puntos sumó entre los que peleaban por no descender. Diego dirigió 17 partidos desde que llegó a Gimnasia y sumó 23 puntos, mientras que en la misma cantidad de partidos Central Córdoba y Rosario Central apenas sumaron 21, mientras que Aldosivi 18, mientras que más atrás aparecen Colón y Patronato con 14 unidades. En este minitorneo desde que llegó Maradona el Lobo pudo recuperar terreno aunque todavía era el peor promedio de la Superliga.

Los devotos de Diego dirán que otra vez el «barba», como le dice justamente Maradona, le hizo el «aguante» al Pelusa y para que no lo moleste un buen rato le extendió el milagro hasta el 2022 para que lo deje en paz un ratito. Ahora sin la presión por no descender se verá la verdadera versión de Maradona como DT. Una prueba de fuego a la que estará sometido el 2021, si es que el fútbol vuelve a la normalidad.