30 julio 2021

Hombre palestino trepa hasta la ventana del cuarto donde su madre estaba internada para despedirse

El hombre no tenía permitido visitar a su madre por maneras convencionales así que hizo lo imposible para acompañarla hasta el último momento.

El hombre de Jihad Al-Suwaiti fue fotografiado mientras visitaba a su madre desde el otro lado de la ventana de un hospital, esa imagen hoy está dando la vuelta al mundo.

Este palestino de 30 años ha protagonizado uno de los actos más conmovedores durante el marco de la pandemia mundial por el coronavirus. Jihad se puso en riesgo para poder acompañar la internación de su madre desde el otro lado de la ventana.

Rasmi Suwaiti, la madre de este joven palestino, tenía 73. Sufría de leucemia y hace algunas semanas contrajo el Covid-19, lo que empeoró su ya de por sí delicada situación. En los últimos días fue trasladada al Hebron State Hospital de la ciudad de Beit Awa, en el sur de Cisjordania, para recibir tratamiento. Y con ella se fue su hijo para acompañarla en todo momento.

Lamentablemente, la madre de Jihad perdió la batalla contra la enfermedad el pasado jueves 16 de julio, sin embargo, el joven pudo estar lo más cerca de ella durante su fallecimiento, pues solo los separaba el cristal del hospital.

La historia de este joven se ha viralizado en redes sociales, y los usuarios no han dejado de darle muestras de apoyo en este momento, además de compartir esta historia donde sin importar las limitaciones físicas que pueda poner la enfermedad entre las personas, el amor de madre e hijo rompió la distancia que los separaba.

Desgraciadamente, después de cinco días de tratamiento el estado de Rasmi Suwaiti empeoró y terminó falleciendo. Jihad pudo acompañar a su madre durante los últimos días y es el único que consuelo después de que no pudiera despedirse de ella personalmente al encontrarse aislada junto al resto de enfermos de coronavirus.

Según medios locales, Jihad Al-Suwaiti reconoce que «me senté, impotente, detrás de la ventana exterior de la sala de cuidados intensivos, observando sus últimos momentos». No pudo hacer nada para combatir el virus, pero el coraje que mostró al tomar esa decisión ha servido para que su historia se haga viral y se haya reproducido por todo el mundo.

Las redes sociales han alabado la decisión de este hijo que perdió a su madre por el covid-19, pero que se negó a no volver a verla, aunque para ello tuviera que jugarse la vida. Activistas, políticos y medios de comunicación de todo el mundo han compartido su fotografía, que ya es uno de los nuevos símbolos de la pandemia.

Un usuario comparte la foto acompañada de un arte ilustrando el trágico desenlace.