24 junio 2021

Gobierno e Iglesia articulan acciones para la asistencia alimentaria

Con el objetivo de garantizar asistencia social a los sectores más vulnerables de la provincia, la ministra de Desarrollo Social se reunió con el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello.

Con el objetivo de garantizar la asistencia social a las personas más vulnerables, la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, mantuvo una reunión de trabajo con el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, para evaluar y coordinar las acciones de ayuda actuales, especialmente las alimentarias, y planificar juntos futuras intervenciones.  

En el encuentro, la Ministra acercó al representante de la Iglesia Católica los detalles de la asistencia que brinda la Provincia en esta época de pandemia y cómo se prepara para la época de frío que ya comenzó y que afecta especialmente a personas en situación de calle. De la misma manera, Cargnello indicó cuáles son las acciones de la Iglesia a través de parroquias e instituciones como Cáritas, que se encuentran entregando viandas, módulos alimentarios, kits de limpieza y donaciones a quienes más lo necesitan. 

Luego de la reunión, Figueroa expresó: “la invitación fue para conversar sobre asuntos en relación a la asistencia alimentaria en tiempos de pandemia porque la Iglesia cuenta con instituciones, organizaciones y comedores de parroquias que están también colaborando. Por eso, la idea es sumarlos como actores importantes para organizar lo que se está haciendo hoy y prever situaciones, como el frío de esta época y las personas en situación de calle”. 

“Fue una reunión muy productiva, en la que monseñor Cargnello puso a disposición a la Iglesia para que trabajemos conjuntamente con el Gobierno y demás actores sociales. Además, tendremos un nuevo encuentro ampliado para pensar la situación de toda la asistencia alimentaria y la realidad de las personas en situación de calle, más allá de los dispositivos actuales que están funcionando para contenerlos”, concluyó la funcionaria. 

Por su parte Cargnello valoró el llamado de la ministra Figueroa “para que nos pongamos de acuerdo en contribuir a una mejor organización de servicio social”. Sobre la situación actual expresó: “La emergencia social está marcada en primer lugar por lo alimenticio. Desde la Iglesia estamos trabajando, pero indudablemente nuestra acción es más pequeña que la del Estado, por eso es importante que el trabajo sea coordinado para que el esfuerzo llegue a donde tenga que llegar, tengamos el panorama exacto y podamos actuar mejor”. 

Luego especificó que también es necesario pensar en contener a las personas mayores por el frío, cuando el riesgo es mayor. “Luego se irán viendo otras necesidades, pero lo acordado es que participaremos de una nueva reunión con más organizaciones católicas abocadas a la caridad para revisar todas estas asistencias”. 

Monseñor concluyó: “como Iglesia vemos que en este momento la gran llamada del Señor es que miremos su presencia en los más necesitados”.