20 junio 2021

Fiestas clandestinas y boliches abiertos en distintos puntos del país

Pese a las restricciones por la cuarentena, se realizaron masivos festejos. Hubo clausuras e infracciones en Tucumán, Formosa, Santiago de Estero y Buenos Aires.

En Santa Fe, la Secretaría de Control municipal intervino en una fiesta con más de 400 invitados en un salón del norte de la ciudad, donde se festejaba un cumpleaños de 15.

El mismo organismo municipal detectó también que en un club barrial de la misma ciudad se realizaba otra fiesta que tenía a más de 200 participantes, y descubrió dos reuniones más con 20 personas cada una en el centro y el norte de la ciudad.

En todos los casos se desalojaron los lugares y se confeccionaron las actas de infracción para los organizadores y los asistentes.

En Santiago del Estero, las autoridades policiales descubrieron que en una finca se realizaba una riña de gallos en la cual participaban más de 15 personas, que ante la presencia de los efectivos se dieron a la fuga y solo se demoró a tres participantes que quedaron a disposición judicial.

La Policía de Formosa, por su parte, debió realizar actas de infracción a personas que participaron de cinco fiestas privadas, a locales que vendían bebidas alcohólicas de madrugada (que fueron clausurados) y conductores circulando en estado de ebriedad y sin permiso.

En distintos barrios formoseños se detectaron en la madrugada de ayer reuniones en casas particulares, «con música fuerte, bebidas alcohólicas y violando las medidas sanitarias, por lo que se confeccionaron las actuaciones procesales del caso», informó un vocero policial.

Además, los efectivos revelaron que hubo operativos por agua para evitar la circulación de embarcaciones sobre el río Bermejo y zonas fronterizas.

En varias ciudades de Entre Ríos, la Policía recibió numerosas denuncias por fiestas y reuniones clandestinas, y secuestraron alrededor de 20 vehículos sin permiso de tránsito y conducidos por personas en estado de ebriedad.

En Tucumán fueron clausurados y desalojados cinco locales, entre ellos un reconocido boliche ubicado en Yerba Buena, donde según el informe oficial se encontró a unas 200 personas con música a gran volumen, mientras el titular del lugar negó que hayan hecho una fiesta, y sostuvo que el lugar «funciona como bar pero no es un boliche ni se organizan fiestas clandestinas».