25 julio 2021

Fiesta clandestina y persecución: Cayeron las dos «viudas negras»

Dos mujeres apodadas «Mica» y «Maru» y acusadas de actuar como «viudas negras», una de ellas con pedido de captura por cinco robos, entre ellos el de un empresario del barrio porteño de Recoleta a quien le sacaron 70.000 dólares, fueron detenidas junto unas 20 personas en una fiesta clandestina en Quilmes.

El procedimiento fue realizado en la madrugada, a partir de un dato que llegó a la comisaría 4 de Quilmes y reportaba que allí había una fiesta, en clara violación al aislamiento social.

Personal de la estación de Policía comprobó que en ese sitio se realizaba la fiesta, por lo que alrededor de 20 personas fueron demoradas.

Según las fuentes, algunos de los asistentes a la fiesta intentaron fugarse por los techos y por viviendas aledañas, y entre ellas se detuvo a las dos mujeres sindicadas en otros expedientes como presuntas «viudas negras», es decir, mujeres que seducen a hombres, los sedan y, luego, les roban.

Una de ellas fue identificada por la policía como Sabrina Cynthia Novillo (36), quien, según su prontuario, además de sus dos nombres suele usar los alias de «Mica, Pamela y Lorena».

Novillo poseía un pedido de captura activo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 62 por una serie de cinco robos ocurridos entre 2018 y 2020, el último de ellos, el 25 de mayo pasado en la casa de un empresario que vive en el barrio porteño de Recoleta y a quien le sustrajeron 70.000 dólares en efectivo, relojes y teléfonos celulares.

«Tampoco puedo dejar de ponderar las particulares características de los cinco hechos que «prima facie’ se le imputan a Sabrina Cynthia Novillo, en el marco de los cuales junto a sus consortes de causa les habrían suministrado a cinco hombres subrepticiamente alguna sustancia de tipo inhabilitante, para aprovecharse de la incapacidad de sus víctimas y sustraer de sus domicilios importantes sumas de dinero, joyas y relojes», sostuvo el juez al rechazar su eximición de prisión en una resolución a la que accedió Télam.

La otra chica que intentó huir y también fue aprehendida en Quilmes es una adolescente de 17 años -su identidad se mantiene en reserva-, quien según fuentes policiales usa el alias «Maru» y es investigada como posible cómplice de «Mica» en los robos a hombre maduros.