25 septiembre 2021

Entronizan en la Catedral las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro.

Hoy, sábado 24 de julio, se procederá a la entronización de las sagradas imágenes del Señor y de la Virgen del Milagro, lo que constituye el primer acto de preparación para las tradicionales fiestas del Milagro, que este año llevarán por lema «¡Quédate con nosotros, Señor!».

La tradicional entronización de las imágenes, señala el comienzo de las actividades de culto que todos los años culmina del día 15 de septiembre.

La solemne ceremonia tendrá lugar a las 17.30, en la Catedral basílica y santuario del Señor y la Virgen del Milagro.

La transmisión, a través de Facebook Catedral Salta y Arzobispado Salta, y del canal de YouTube Ucasal, comenzará a las 16.30, seguido por el traslado y ubicación de las imágenes en su sitial de honor. Concluirá a las 19 con la santa misa que presidirá el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello.

Desde el 25 de julio al 5 de septiembre se realizarán celebraciones eucarísticas, diez por día de lunes a viernes, y la que será transmitida por la misma red social será la de las 19. Los sábados habrá seis misas, mientras que los domingos, siete.

El rezo de la novena será del 6 al 12 de septiembre y por lo tanto la Catedral abrirá de 6.15 a 22. Están programadas, rezo de novena, misa con novena y misas solas.

Para el Triduo 2021, es decir 13, 14 y 15 de septiembre, se organizó la solemnidad de la Bienaventurada Virgen del Milagro, Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz y la solemnidad del Señor del Milagro, respectivamente.
El Concierto de Campanas será el 14 a las 21.45.

Origen de las imágenes

El origen de las imágenes se remonta al año 1592, época en que el obispo del Tucumán Francisco de Victoria concretara la donación al pueblo de Salta de la imagen de un cristo crucificado de tamaño natural, cuyo destino sería la iglesia matriz de Salta y de una inmaculada concepción (Virgen del Rosario) para la ciudad de Córdoba. La llegada a tierras americanas de ambas imágenes y los hechos posteriores sucedidos luego de los terremotos de 1692 fueron, según los relatos, auténticamente milagrosos.

Aproximadamente diez años después de la fundación de la ciudad de Salta, el 19 de junio de 1592, se divisaron dos grandes cajones flotando sobre las aguas del Océano Pacífico, en las cercanías del puerto del Callao en Perú. Uno de los cajones traía grabado a fuego la frase «Una virgen del Rosario para el convento de predicadores de la ciudad de Córdoba», hoy Convento de Santo Domingo, y el otro «Un cristo crucificado para la iglesia matriz de la ciudad de Salta», imágenes barrocas (de la Escuela Castellana) que eran enviadas por el antiguo Obispo del Tucumán Fray Francisco de Victoria, que estuvo presente en la fundación de la ciudad. Jamás se supo qué embarcación las trajo desde España, ni qué fue del mismo.