8 mayo 2021

Entre veteranos traviesos y niñas caprichosas

Es un buen momento para evaluar algunas campañas electorales. Algunas son realmente calamitosas por la forma cómo engañan a la gente, diciéndole cosas que no van a cumplir y la gente, como tiene necesidades, sigue aceptando ese mensaje.

Lo tenemos visto en Salta, con la actual Intendenta de la Capital, sin ir más lejos. En base a plata, a publicidad, una persona sin ningún tipo de experiencia, llega a esa Jefatura. En realidad, tuvo un antecedente como funcionaria del ex presidente de Macri en el área de Desarrollo Social con el rabino Bergman. Se trata de un ámbito donde se reparte la plata del Estado a la gente, se le da una dádiva, un colchón, un plan de alimentación. Y esa es la base para hacer política.

Después pasó a la Cámara de Diputados, a la que iba a cambiar según la promesa electoral. Presentó un solo proyecto en dos años: sacó la ley del sorbete pese a lo cual, con gran cantidad de plata, llegó a ser la Intendenta de la Ciudad de Salta. Dijo que sus oficinas iban a ser los barrios,  buen acto demagógico. Va a los barrios, se saca una foto y vuelve. ¿Alguien ve una intendencia presente más allá de los momentos malos que se viven?

Iba a ser una intendencia moderna, ¿Qué hizo? ¿Quiénes son sus asesores? El más directo, Racedo Aragón, funcionario de hace 30 años atrás del ex gobernador Juan Carlos Romero.

Ahora se sumó Cesar Álvarez. Lo quiero mucho, compartimos muchas discusiones públicas, fue concejal muchos años y presidente del cuerpo. Es uno de los traviesos de la política. Lo pusieron ahí para hacer política, cosa que no está haciendo la Intendenta. Quien sigue de cerca su gestión asegura que vive fuera de la realidad, que le da asco la gente, a la que no atiende.

A los concejales les vetó una ordenanza hace poco y ¿qué dicen los ediles? Que no tienen contacto con ella. Seguramente, a algún iluminado dentro del Municipio se le ocurrió que la figura de César Álvarez podía hacer de nexo político con el Concejo Deliberante, para construir alguna relación. Y surge la pregunta. ¿Dónde está la municipalidad ágil y dinámica, si hubo que buscar un asesor de hace 40 años atrás?

El Oveja Álvarez podía asesorar cuando había partidos políticos y políticos pero hoy no hay ni partidos políticos ni políticos en el Concejo Deliberante. Además, por carácter indirecto, Álvarez se ha convertido en un asesor del PRO. Bettina Romero viene del PRO, no viene del peronismo. Su primer contacto con la política fue con el macrismo en Bienestar Social.

Le favoreció haberse tomado del saco del ahora gobernador Gustavo Sáenz, quien no tenía candidato a la intendencia. También jugó su padre, un viejo dirigente y senador nacional desde hace largo tiempo.

El otro día vi la donación que hizo al Laboratorio del Hospital del Milagro. Cien mil pesos de su dieta. ¿Y lo que él se llevó?. Romero hace 38 años que depende del Estado y debiera darle vergüenza hacer una donación de algo que no le significa nada. Hubiese ayudado  sacándose asesores de encima; tiene veintidós. Está claro que viene quedándose con la plata del Estado hace años.

Más allá de las causas penales que tiene con la Justicia local, yo quisiera saber de dónde se hizo la fortuna de Romero; es algo que nunca se pudo saber. Y apena dona 100 mil pesos para un hospital. ¿Cuántos “cien miles” se llevó?.

¿Servirá de algo? Es necesario que se ponga blanco sobre negro porque si no nos van a seguir manejando este tipo de personas y esa no es la solución, ni para una provincia ni para un país.

Seguramente si en este momento nos hubiesen gobernado Mauricio Macri en la presidencia y el diputado nacional Martín Grande en la intendencia, se hubiesen batido todos los records de contaminación de coronavirus. Ya habían mostrado su incapacidad.

Pero de esa misma raíz es Bettina Romero, una persona intratable, que de política no tiene la más mínima idea. Tuvo noticias de ella porque su padre fue Gobernador y Senador Nacional. Pero nunca caminó la calle, no sabe lo que piensa la gente, no entiende el diálogo. Más aún, toma distancia de quien debe relacionarse; es una nena caprichosa.

Se sabía que iba a romper con todos los concejales, incluso con los que llevaron adelante su candidatura. Ante el estropicio que ha provocado en apenas cuatro meses de gestión, pusieron a un político veterano a tejer algún entramado de relaciones.

Pero les anticipo: no va a resultar. Y el “Oveja” Álvarez  un día se va a quedar en su casa, va a seguir cobrando un sueldo del Estado y se acabó. No es para más.

Fuente : Ariesonline

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.