14 abril 2021

El fútbol salteño recurre a la solidaridad de los hinchas

Los tres clubes más grandes de Salta se quedaron sin ingresos con la suspensión del fútbol. Movidas solidarias para recaudar fondos y entrenamientos por Internet son parte de la nueva rutina.

Estas situaciones que complementaban la rutina habitual de la ciudad dejaron de suceder a principios de marzo, cuando la suspensión de actividades culturales, sociales y deportivas llegó a la provincia impactando de manera directa en la economía de los clubes, que tuvieron que suspender sus actividades deportivas, entrenamientos y atención al público.

Ahora sin fechas y aportes, se enfrentan una situación que los obliga a mantenerse con las instalaciones cerradas y diagramando nuevas medidas para los entrenamientos.

En el caso de Central Norte, en su última fecha, el 15 de marzo, enfrentó a Boca Unidos en Corrientes, con el que empató y así quedó en el quinto lugar en la tabla de posiciones del Torneo Federal A. Esa fecha se realizó sin público, no sólo por el Covid-19, si no porque el gobierno correntino había decretado una emergencia sanitaria, también por el dengue.

El Cuervo tiene pendientes 6 fechas en lo que va del año, el presidente del club, Héctor Defrancesco, contó que están atravesando un momento muy difícil, “se complica mucho a nivel económico porque el 70% del presupuesto de Central Norte es por lo que se recauda domingo de por medio”.

Ya sin esta posibilidad, agregó que “la situación es compleja, creíamos que íbamos a contar con un colchón económico a través de un banco internacional, pero la crisis es mundial y no logramos concretarla. Ahora estamos viendo de gestionar una ayuda por parte del gobierno provincial para paliar la situación. Central venía muy bien, es muy triste porque este parate nos perjudica mucho a pesar de que sabemos que es por el bien y la salud de todos. Cuando esto pase tendremos que sentarnos a ver cómo seguir adelante, somos un club con empuje y sabemos remarla en la adversidad”, sostuvo.

Si bien la economía es fundamental, Central Norte no se paralizó a la hora de contener y entrenar, el presidente contó que el cuerpo técnico realiza circuitos para que los jugadores los realicen desde sus casas, “nuestros jugadores están de licencia y cuentan con un profesor con quien realizan las rutinas y entrenamientos desde una aplicación. También les brindamos un plan de alimentación con un chef y un nutricionista armándoles dietas específicas”.

Para el resto de las disciplinas, vóley, hockey, rugby, trabajan de maneras similares, se realizan rutinas diarias que se envían a través de plataformas digitales para que, a pesar del aislamiento social, no cesen los entrenamientos. Y de remate, Defrancesco pateó la pelota para más adelante: “No se puede pensar ahora en un futuro inmediato porque no se sabe qué va a pasar”, dijo.

Para los socios interesados en acompañar, el club lanzó una campaña vía redes sociales llamada “Al Cuervo lo hacen sus socios” y brinda opciones para realizar pagos online en: https://twitter.com/CACNoficial.

Ayudar sin salir de casa

La historia de Juventud Antoniana es bastante similar, club cerrado, problemas económicos y fechas suspendidas. La última vez que el Santo jugó fue el 15 de marzo, de local, pero a puertas cerradas. El partido era por la segunda fase del Torneo Regional Amateur (ex Federal B), y derrotó a  San Antonio por tres goles contra uno, lo que dejaba al club con mucho optimismo para la segunda fase, con una próxima fecha en la que jugaría contra Monterrico San Vicente.

Ese mismo día en sus redes festejaban la victoria y a la par anunciaban ya la suspensión las prácticas de todas las categorías, por la cuarentena. Para Gustavo Klix, presidente del club, fue una situación que los agarró de sorpresa. “Nadie imaginaba esto y se genera una incertidumbre donde nadie sabe qué va a pasar, lo importante es cuidar a los socios, a los deportistas y a la sociedad”.

Sostener el club en tiempos de pandemia demanda mucho esfuerzo por parte de los directivos, quienes en sus redes sociales pusieron a disposición del gobierno provincial las instalaciones del club para cualquier necesidad y solicitaron también a los simpatizantes que se queden en sus casas.

El 1 de abril, desde las cuentas oficiales de Juventud Antoniana llamaron a los socios a realizar un aporte extraordinario bajo el lema: “Esta vez podés ayudar al club aportando un pequeño donativo desde $100 para cubrir los gastos que demanda la suspensión de actividades en la que se encuentra el país”.

El club se sostiene principalmente de los aportes cuando juegan de locales “el público ayuda mucho, y hace rato que no jugamos con convocatoria”. Para Klix “se hace muy complicado, no hay ningún tipo de ingreso y la gente lo poco que tiene lo guarda para el día a día. La economía está parada y nadie sabe hasta cuanto se extiende esto”, y cuenta que “nos está afectando muchísimo la situación. Los dirigentes también estamos haciendo aportes, estamos armando una subasta entre otras cosas. Nos enfrentamos a esta situación sabiendo que tenemos que cumplir con las demandas del establecimiento, los trabajadores y el mismo plantel”.

A pesar de estas adversidades, Juventud le hace frente y resiste reconfigurando la rutina y generando todo para que los planteles no abandonen sus entrenamientos y los puedan llevar adelante desde sus casas, “el preparador físico Cuellar les envía todos los días un plan de trabajo, apelando a la conciencia y responsabilidad de los jugadores para que continúen sus entrenamientos desde sus domicilios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.