3 agosto 2021

Dos adolescentes fueron golpeados por Policías de Salta y después les ofrecieron plata para callarlos

Cuatro efectivos de la Comisaria 30 de San José de Metán irán a juicio. Están acusados del delito de vejaciones agravadas por el uso de violencia.

Cuatro policías de Metán están acusados del delito de vejaciones agravadas por el uso de la violencia, en calidad de coautores. Irán a juicio tras golpear a dos menores de edad, hace tres años, y querer sobornarlos con dinero para que no digan nada.

La fiscal penal, Verónica Simesen de Bielke, requirió la elevación a juicio de la causa que tiene imputados a Silvio Gustavo Orellana (31); Marcos Manuel Néstor Fernández (39), María Josefina Villagrán (24) y Víctor Daniel Gallardo (41), pertenecientes a la comisaria 30 de San José de Metán.

La madre de los menores de 12 y 15 años radicó la denuncia en representación de ellos, y señaló que los efectivos policiales el pasado 30 de enero de 2017 golpearon a sus hijos en el sector de la cocina de la comisaria, donde se encontraban tras la denuncia de un hombre que los acusó de robo en una riña ilegal de gallos.

Uno de los adolescentes expresó que les habían ofrecido $100 pesos para que no dijeran nada. El informe médico indicó que el menor de 12 años presentó contusión con equimosis en región retroarticular izquierda, con referencia a compresión manual en cuello y nuca; lesiones producidas por golpe con elemento duro y romo.

Mientras que el estudio de su hermano remarcó equimosis en pómulo y a la izquierda de nariz, escoriación con impronta de uña en brazo derecho, escoriación lineal en pliegue de codo derecho, con referencia a golpe en región de la nuca, lesiones producidas por golpe con elemento duro y romo.

La fiscal sostuvo que el accionar de los imputados excedió los límites impuestos por la Ley Nº 7742, que autoriza a las fuerzas policías a “hacer uso de la fuerza pública cuando fuere necesario”. Asimismo, el trato denigratorio y humillando, físico y vernal que tuvo como fin mortificar a las víctimas e intentaron sobornarlos con dinero para evitar ser descubiertos.