30 julio 2021

Coronavirus: Un grupo de científicos argentinos investigan la cura en un exótico animal

Especialistas avanzan en el desarrollo de un medicamento a base de huevos que podría ser utilizado para tratar los efectos del COVID-19.

Un grupo de científicos argentinos avanzan en el desarrollo de un medicamento a base de huevos de erizos de mar que podría ser utilizado para tratar los efectos del coronavirus. Según una de las investigadoras, la sustancia haría “más fuerte” la respuesta inmune de los pacientes ya infectados.

Científicos de todo el mundo se han volcado a trabajar sin descanso en posibles curas o tratamientos para el COVID-19, la enfermedad pandémica que tiene al mundo paralizado. En las últimas semanas, equipos de investigadores presentaron avances no solo pensando en posibles vacunas sino también en diferentes tratamientos utilizando medicamentos utilizados anteriormente contra otras afecciones.

Si bien gran parte de los avances están concentrados en el hemisferio norte, la otra parte del mundo no se queda atrás. Así, un grupo de científicos de la provincia de Chubut, al sur de Argentina, ya explora la posibilidad de que los huevos del erizo de mar puedan ayudar a combatir la enfermedad.

Los equinoideos, popularmente conocidos como erizos de mar, son un tipo de animal marino común en el fondo de los océanos, especialmente en el sur argentino y chileno. Se caracterizan por su forma de globo y sus espinas recubiertas por veneno.

En el sur argentino, los estudios científicos relacionados a los erizos de mar ya llevan unos 15 años. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 reunió urgentemente un grupo de científicos integrado por la Universidad de Patagonia, el Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y la empresa Arbacia, una compañía dedicada a la producción de insumos farmacéuticos y cosméticos derivados de erizos de mar.

Según explicaron a la prensa, los científicos identificaron que algunas moléculas de los huevos de erizos de mar tienen propiedades antivirales que podrían ser de utilidad para combatir al coronavirus.

El testimonio de una vocera de los cientificos sobre el coronavirus

Dana Cardozo, integrante y vocera del equipo, contó al medio argentino que el huevo del erizo de mar “tiene un compuesto que es muy interesante, con una molécula que tiene una actividad antiviral y antimicrobiana”. La investigadora afirmó que el objetivo de los estudios es comprobar que “podría combatir los efectos del coronavirus”.

Según Cardozo, esta molécula ya es utilizada en otros medicamentos pero, de acuerdo al trabajo del equipo argentino, podría tener un “segundo uso” en esta pandemia, permitiendo “disminuir las complicaciones que trae este virus una vez que alguien es infectado”.

En efecto, el tratamiento no impediría la infección con COVID-19 pero sí permitiría mejorar la respuesta inmune del paciente. “Lo que sucedería en caso de contagio es que el cuerpo esté más fuerte y preparado para afrontarlo y se defienda mejor”, explicó.

“Nosotros proponemos un tratamiento preventivo tomando esta nueva droga para tener el organismo mejor preparado para afrontar esta carga viral”, sintetizó.

Los científicos advierten que, en circunstancias normales, habilitar el uso de una droga nueva en el mundo podría llevar hasta 20 años. Sin embargo, la pandemia ha acelerado varios procesos y, afirma Cardozo, ya hay medicamentos que utilizan esta molécula en Rusia, Suecia y Alemania, lo que también podría agilizar los procesos de habilitación.