24 febrero 2021

Con el respaldo de los gobernadores y del G20, Alberto presenta hoy su propuesta para afrontar la deuda

Plantearía una quita cercana al 50 por ciento y empezar a pagarla en cuatro años. El G20 se pronunció en medio de la pandemia. El impacto en la Provincia.

El gobierno nacional empezará a dar definiciones en torno al pago de la abultada deuda externa que heredó de la gestión de Mauricio Macri. Hoy mismo, el presidente Alberto Fernández hará pública una oferta de reestructuración, que, como la de 2004, contempla una fuerte quita y un período de gracia.

“Los muertos no pagan” fue la frase que acuñó hace una década y media Néstor Kirchner, por entonces presidente, que gobernaba con Alberto Fernández como Jefe de Gabinete. El Jefe de Estado considera que es imposible afrontar los vencimientos sin que medie una recuperación económica.

Ayer, la Argentina presentó a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) una pedido de autorización para emitir bonos por 50.000 millones de dólares. Según la agencia Télam, consiste en un paso previo a la oferta de reestructuración de la deuda emitida bajo legislación extranjera, por unos 68 mil millones de dólares.

Además de los Gobernadores, el Presidente tiene el respaldo del G20, el grupo de los 20 países más ricos del mundo, que apoyó ayer la suspensión por tiempo determinado del pago de la deuda de las naciones más pobres por parte del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

La enfermedad y la deuda tienen una relación estrecha. No sólo la Argentina, sino gran parte de los países del mundo, realizan enormes esfuerzos para contener el número de contagios y salvaguardar sus economías a la vez. Por eso el ministro de Economía, Martín Guzmán, declaró ayer que “las perspectivas de recuperación luego de la pandemia dependerán en buena medida de cómo se lidie con el problema de sostenibilidad de deuda de los países más afectados”.

“Nosotros consideramos que estos esfuerzos deben ser más abarcativos e incluir a los acreedores privados en los casos que sea necesario. De otro modo se corre un riesgo de socavar la efectividad de las políticas que se están llevando adelante para lidiar con los efectos del Covid-19 en el mundo”, agregó.

En la Provincia se sigue muy de cerca el trabajo de Guzmán y de Fernández. El gobernador Axel Kicillof enfrenta una situación muy similar a la de la Nación, con vencimientos de deuda que considera impagables.

En febrero, anunció el inicio de la renegociación de los compromisos de su administración, que sólo en 2020 llegan a $220 mil millones. La Provincia inició, en paralelo, un acercamiento a los tenedores de papeles para tener un mapa detallado de sus interlocutores. Sí se sabe que el fondo de inversión “Fidelity”, que trabó el primer intento de atrasar vencimientos, ya no tiene títulos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.