1 marzo 2021

Brucelosis en China a causa de una bacteria que salió de un laboratorio, ya suma más de 3 mil contagiados

No es motivo de alerta, la fuga habría tenido lugar el año pasado y ahora se difunden los resultados.

En el contexto de una pandemia global que se originó en China este martes se difundió que 3245 personas de Lanzhou, en el noroeste del país asiático, fueron contagiadas de brucelosis. El brote se habría producido a raíz de una bacteria que se escapó de un laboratorio en el 2019. Sin embargo esta enfermedad no tiene antecedentes de ser transmitida persona a persona como el infame Covid-19.


La Comisión de Salud de Lanzhou, capital de la provincia china de Gansu, confirmó que otras 1401 personas dieron positivo de brucelosis en la prueba preliminar, aunque no se reportaron muertes. En base a información de la autoridad sanitaria local, en total, se examinaron a 21.847 personas de los 2,9 millones de habitantes de la ciudad.


La brucelosis también se conoce como fiebre de Malta o fiebre mediterránea, es causada, generalmente, por el contacto estrecho con ganado portador de la bacteria brucella y fue muy común en China en la década de 1980. Desde entonces, se contrajo su presencia con la aplicación de vacunas y una mejor prevención de enfermedades.


De acuerdo los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) la brucelosis, puede causar síntomas como dolores de cabeza, dolores musculares, fiebre y fatiga.


Estos síntomas generalmente son pasajeros pero en ciertos casos el cuadro puede evolucionar en problemas crónicos la artritis o hinchazón en ciertos órganos.


Según los CDC, la transmisión de la brucelosis entre personas es extremadamente rara y la mayoría de los contagios de humanos se generan al comer alimentos contaminados o respirar la bacteria, como parece haber ocurrido en Lanzhou.


En los meses posteriores al brote, los funcionarios provinciales y municipales iniciaron una investigación sobre la fuga en la fábrica. En enero, las autoridades revocaron las licencias de producción de vacunas y otros productos farmacéuticos veterinarios para la planta de Zhongmu Lanzhou.


Recién en febrero, la fábrica publicó una disculpa pública donde señaló que había “castigado severamente” a ocho personas por encontrarlas responsables del brote infeccioso. También informó que cooperará con las autoridades y compensará a los afectados.