14 abril 2021

Brasil pone en peligro a la región por sus cepas incontroladas de COVID-19

La nueva cepa tiene al sistema de salud brasileño al borde del colapso: hubo más de dos mil muertes en un día y se encendió la preocupación global: “El país que no controla su brote es un criadero de nuevas variantes”, advierten los expertos

Brasil vive su momento más crítico por el aumento de casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19. Los expertos coinciden en que la situación es mucho peor debido al mal manejo de la emergencia sanitaria por parte del Gobierno de Jair Bolsonaro. Este miércoles el país más grande de América Latina superó por primera vez los 2.000 muertos diarios por coronavirus, con 2.286 fallecidos registrados en 24 horas, una cifra que causa alarma en la región y el mundo.

Con la nueva cifra de decesos, el país supera los 270.000 muertes desde el inicio de la crisis sanitaria, mientras que los contagios ya pasan los 11,2 millones, con 79.876 nuevos infectados reportados este miércoles.

“Si Brasil no es serio, continuará afectando más allá de sus fronteras”, advirtió la semana pasada Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “No se trata solo de Brasil. Se trata de toda América Latina y más allá”.

“Si Brasil no es serio, continuará afectando más allá de sus fronteras”
La situación en el gigante sudamericano empeoró con la aparición de la nueva variante del coronavirus registrada el Amazonas, que puede ser al menos dos veces más contagiosa. Algunos estudios preliminares advierten que la nueva cepa, denominada P1, puede ser capaz de infectar a personas que ya padecieron y se recuperaron de otras versiones del coronavirus.

“El recrudecimiento de la epidemia en varios estados lleva al colapso de sus redes asistenciales públicas y privadas y al riesgo inminente de que se propague a todas las regiones de Brasil”, dijo el Consejo Nacional de Secretarios de Salud en un comunicado. “Lamentablemente, la baja cobertura de vacunación y la lentitud en la disponibilidad de las vacunas todavía no permiten que ese escenario pueda ser revertido a corto plazo”.

De las 27 ciudades capitales del país, 25 tienen tasas de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UTI) iguales o superiores al 80%, según la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

De acuerdo con el más reciente informe del Observatorio de la COVID-19, divulgado durante la víspera, en 15 ciudades capitales, que son las que más concentran casos graves de la enfermedad, la ocupación de las UCI supera el 90%, y en estados como San Pablo y Sergipe, la situación empeoró.

“Estamos en el peor momento en Brasil, la tasa de transmisión con las variantes hace que la epidemia sea aún más grave”
Ante la coyuntura, calificada como “extremadamente crítica” los investigadores de la Fiocruz reiteraron la necesidad de “ampliar y fortalecer” las medidas de distanciamiento social y que estas sean más estrictas en las ciudades y regiones donde la situación esté al borde del colapso.

“Estamos en el peor momento de la pandemia en Brasil, la tasa de transmisión con las variantes hace que la epidemia sea aún más grave”, dijo a la AFP la neumóloga Margareth Dalcolmo, de la Fundación Fiocruz.

“El año 2021 será aún más duro”, agregó.

En San Pablo, el estado más poblado de Brasil, con unos 46 millones de habitantes, 30 personas con COVID han fallecido en este mes por falta de un cupo en una UCI, pues están al 82% de su capacidad.