18 mayo 2021

Boris Johnson dijo que se diseñó un plan por si fallecía por Covid-19

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, reveló ayer que el deterioro de su salud por la Covid-19 a principios de abril llevó a su Gobierno a diseñar una estrategia para afrontar su posible muerte.

“Fue un momento muy duro, no lo voy a negar. Tenían una estrategia para lidiar con un escenario del tipo muerte de Stalin”, afirmó el jefe de Gobierno en una entrevista que publicó ayer The Sun On Sunday.

Johnson, de 55 años, estuvo tres días ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital St Thomas de Londres, donde los médicos le administraron “litros y litros de oxígeno”, explicó.

“Yo no estaba en una forma particularmente brillante y era consciente de que se habían hecho planes de contingencia”, agregó Johnson, que recientemente fue padre de su sexto hijo junto con su prometida, Carrie Symonds.

Aseguró que en los primeros momentos no reconocía la gravedad de su estado y se negaba ir al hospital: “No me parecía un buen movimiento, pero fueron bastante inflexibles. Mirando atrás, hicieron lo correcto obligándome a ir”, sostuvo.

“Los malditos indicadores seguían yendo en la mala dirección y pensé ‘no hay medicina para esta cosa, no tiene cura’. En ese momento fue cuando pensé ‘¿cómo voy a salir de esta?’”, relató Johnson

Mientras, el Gobierno británico informó de un total de 315 muertos en las últimas horas por coronavirus, la cifra más baja desde finales de marzo, hasta conformar un total de 28.446 fallecidos en hospitales y residencias.