11 abril 2021

Bill Gates alertó sobre la otra peligrosa pandemia que lo preocupa

Una nueva amenaza fue alertada por el empresario. Se trata de un mal que “mata a un niño cada dos minutos por día” y cuya lucha podría verse complicada por las medidas de prevención para evitar el Covid-19.

A través de su blog personal, Gates insistió en la importancia de recordar que el animal más mortífero del mundo es el mosquito, que todas las noches “infecta a millones de personas con malaria”.

El líder tecnológico explicó que la mayoría de estas muertes ocurren en los países más pobres que tienen los sistemas de salud más débiles, y que, además, deben enfrentar la carga adicional de detener el coronavirus. “En muchos de estos países, es probable que los casos de Covid-19 alcancen su punto máximo en el peor momento posible: el apogeo de sus temporadas de transmisión de malaria“, alertó en la nota.

Gates se basa en evidencia: ya sucedió con el brote de ébola de 2014 en África occidental, cuando enfermedades endémicas como la malaria, la tuberculosis y el VIH causaron más muertes que el ébola, “porque la epidemia interrumpió los sistemas de atención de salud locales”.

Mosquito peligroso

La opinión del empresario fue tajante: “No hay que elegir entre salvar vidas con Covid-19 o salvar vidas de malaria. El mundo debe permitir que estos países hagan ambas cosas”. Para Gates, las autoridades sanitarias deben tanto controlar propagación de la actual pandemia y al mismo tiempo atender otras enfermedades, como la malaria, el VIH y la tuberculosis.

Sobre la malaria, detalló que es necesario continuar con las campañas de entrega de mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración, controlar las poblaciones de mosquitos con fumigación en interiores y brindar tratamiento preventivo a mujeres embarazadas y niños en comunidades de alto riesgo.

Pero no todas son noticias negativas. “Muchos países están encontrando formas de mantener programas clave de malaria incluso frente a la pandemia”, informó Gates, quien agregó que algunos de los programas de malaria existentes también ayudan a controlar el coronavirus. “Por ejemplo, los centros de operaciones de emergencia que rastrean los brotes de malaria en África ahora se utilizan para monitorear la propagación de Covid-19. Al rastrear la forma y el movimiento de la pandemia en los países y regiones, los funcionarios de salud también pueden profundizar su comprensión de las condiciones de salud en las comunidades que, a su vez, ayudarán a mejorar sus respuestas a la malaria en esas áreas”, destacó.

Finalmente, dio un mensaje esperanzador: “Librar al mundo de enfermedades prevenibles y tratables como la malaria salvará millones de vidas y conducirá a comunidades más saludables y prósperas. Y eso los preparará mejor para enfrentar nuevos desafíos de salud, como el Covid-19, en el futuro”.