28 noviembre 2020

Argentina le ganó con buen juego a Perú

Por la eliminatorias para Quatar 2022 la selección Argentina de fútbol superó 2-0 a la de Perú con goles de Nicolás González, a los 16 minutos, y Lautaro Martínez, a los 27, el martes en el estadio Nacional de Lima

El duelo se jugó con Perú sumergido en la peor crisis política en dos décadas, que derivó en la salida de dos presidentes en una semana y multitudinarias protestas, con un saldo de dos muertos y un centenar de heridos. La actuación de su seleccionado no fue paliativo.

La Albiceleste, que ha evolucionado hacia un equipo menos dependiente del astro Lionel Messi, cerró así el capítulo 2020 de la clasificación invicta con tres victorias, dos de ellas de visitante -ante Bolivia en La Paz después de 15 años y el último en Lima tras 16 años- y un empate. Tras su mejor actuación colectiva de estas eliminatorias, Argentina ocupa la segunda posición de la tabla con 10 puntos, dos menos que el líder Brasil.

“Contento por la victoria, la necesitábamos después del partido que hicimos el otro día (empate 1-1 ante Paraguay). Desde el principio hicimos un grandísimo encuentro, llegaron los goles y creamos muchísimas ocasiones”, dijo Messi tras el partido. ”Creo que este es el camino que tenemos que seguir. De a poco nos vamos haciendo fuertes como grupo”.

En contraste, la cosecha de la Blanquirroja fue magra: un punto sobre 12 en juego, que la sitúan en el penúltimo puesto por encima de Bolivia. La ineficacia en la red ha sido su marca distintiva, en parte justificada por la ausencia de su emblema Paolo Guerrero, quien se recupera de una grave lesión en la rodilla derecha.

“Tenemos que hacer más ofensivamente, defensivamente tenemos que hacer más, tenemos que seguir trabajando, no nos podemos esconder en este momento”, opinó el delantero André Carrillo. “Hay que tratar de sumar, preparándonos bien en nuestros clubes. Con lo que hemos hecho no alcanza”.

En un ataque iniciado por la banda izquierda, el lateral Nicolás Tagliafico jugó con Giovani Lo Celso. El volante del Tottenham desbordó y tiró el pase atrás para González, que definió cruzado de zurda. Fue el segundo gol que anota el delantero del Stuttgart alemán con la casaca Albiceleste — el otro lo convirtió el jueves pasado para el empate ante Paraguay.

Con la ventaja, los espacios se abrieron para Argentina y cada contragolpe se volvió una pesadilla para el local.

En el segundo gol, Leandro Paredes habilitó desde el centro del campo a Martínez, que se deshizo del arquero Pedro Gallese con un quiebre de cintura y casi sin ángulo la empujo a la red. El delantero del Inter de Milán se ha erigido como el goleador de la era del técnico Lionel Scaloni con 11 gritos.

“Hoy estuvimos más tranquilos cuando tuvimos la pelota, la manejamos con paciencia y encontramos los espacios”, analizó Martínez.

Sin público en las gradas debido a las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, el equipo dirigido por el argentino Ricardo Gareca se adueñó del balón en el inicio de la segunda parte y llegó con peligro, como un derechazo cruzado de Carrillo. La inclusión del italo-peruano Gianluca Lapadula, que había entusiasmado los minutos que jugó ante Chile, no fue remedio para curar la falta de gol.

El capitán Messi, favorecido por cierta inocencia en la marca de los peruanos, tuvo la actuación más lucida en lo que va de las eliminatorias sin llegar a ser la figura de su equipo. El astro del Barcelona recuperó pelotas y generó varios ataques, aunque el gol se le negó.

El único lunar para el equipo de Lionel Scaloni fue la amonestación del zaguero Nicolás Otamendi, que le impedirá por acumulación de amarillas jugar el clásico ante Uruguay a fines de marzo cuando se reanuden las eliminatorias.