5 diciembre 2021

Alrededor de 5 mil familias de Rivadavia y Santa Victoria tienen agua potable

Aproximadamente 5 mil personas en el norte provincial, podrán acceder al vital líquido potable, tras un histórico reclamo que finalmente encontró oídos en Nación y que alcanzan una inversión de $350 millones. Actualmente hay en ejecución 22 obras de las cuales 15 son de perforación profunda y 7 corresponden a pozos someros.

A la fecha hay 22 obras más en ejecución.

El gobernador Gustavo Sáenz y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, inauguraron 7 pozos de agua potable, todos con energía solar, destinados a las comunidades wichí de Santa Victoria Este y Rivadavia beneficiando a un total de 5 mil habitantes.

En la provincia, el Ministerio de Ambiente lleva a cabo en total 22 obras, de las cuales 15 son de perforación profunda y 7 corresponden a pozos someros por una inversión total de $350 millones.

También estuvo presente el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

Las autoridades visitaron los pozos inaugurados en La Curvita y La Puntana que fueron financiados por el Banco Mundial a través del Proyecto Bosques Nativos y Comunidad.

Durante el recorrido por los pozos, el gobernador manifestó su satisfacción por el trabajo realizado “en un trabajo conjunto entre Nación, Provincia, Municipio, dirigentes y legisladores del departamento, todos tras el objetivo común que es mejorar la calidad de vida de los vecinos de Rivadavia”.

Los pozos de perforación profunda permitirán garantizar la provisión de agua potable para consumo y producción de las comunidades allí localizadas, la mayoría de la etnia wichí.

La inversión contempla desde la exploración de acuíferos hasta la ejecución de la obra que consta de equipamiento de bombeo solar, cloración y almacenamiento en altura con bajada a canillas comunitarias y derivación para riego.

Obras en La Curvita

Sáenz estuvo en La Curvita, Santa Victoria Este, donde se construye el nuevo edificio de la escuela N°4764, a la que asisten casi 200 niños y jóvenes, la mayoría de la etnia wichi. Allí se interiorizó sobre el ritmo de los trabajos y dialogó con los miembros de la comunidad.

La obra que registra un avance del 90% fue acordada con Nación y posibilitará dar educación de calidad con igualdad de oportunidades.

Esta escuela reemplaza al anterior edificio que debió ser trasladado, al igual que toda la comunidad, por las crecidas e inundaciones del río Pilcomayo