8 marzo 2021

Alberto Fernández salió al cruce por la “liberación masiva” de presos

El Presidente realizó su descargo en las redes sociales y sostuvo que “son los jueces quienes disponen libertades”.

Después de la polémica por las excarcelaciones otorgadas por la Justicia con la excusa del coronavirus, el presidente Alberto Fernández negó que el gobierno nacional esté detrás de una salida masiva de presos y sostuvo que “son los jueces quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades”.

El mandatario principal expresó a través de su cuenta de Twitter: “La Argentina, como todo el mundo, enfrenta una pandemia de enormes proporciones. El riesgo de contagio se potencia en los lugares de mucha concentración humana por lo que las cárceles se convierten en un ámbito propicio para la expansión de la enfermedad”.

Del mismo modo, manifestó que “en el mundo muchos gobiernos han dispuesto libertades tratando de minimizar ese riesgo” y ejemplificó que “algunos han conmutado penas, otros han indultado condenas y otros han dejado el tema en manos de la Justicia”.

Seguidamente de esta aclaración, el jefe de Estado reforzó que en la Argentina “la solución del problema está en manos de los tribunales y que “son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades”. Y añadió: “Las cámaras de casación han hecho muy oportunas recomendaciones para hacer frente al problema”.

“Organizaciones internacionales como la Organización de Naciones Unidas o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han formulado recomendaciones para evitar que el hacinamiento en las cárceles ponga en riesgo la vida de los reclusos”, amplió el presidente.

Por último, Alberto Fernández manifestó que realizó estas declaraciones porque percibió una “malintencionada campaña en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales”.

Con la excusa del COVID-19 y gracias a un fallo de la Cámara de Casación bonaerense, más de mil delincuentes condenados salieron de la cárcel y hay otro grupo importante de reclusos que presentó recursos con el objetivo de recuperar la libertad o al menos ser beneficiados con prisión domiciliaria. Hasta el momento, en la provincia de Buenos Aires se concedió la excarcelación de un número estimado de 1.400 detenidos alojados en prisiones y comisarías, según fuentes de la Procuración bonaerense que fueron consultadas por Infobae. Si se tiene en cuenta que hasta el 22 de abril la cifra ascendió a 800, el número se duplicó en un lapso de siete días. Por otro lado, están vigentes pedidos individuales de otros 1.300 presos. Hasta la semana pasada, había 2.600 presentados, con nueve hábeas corpus colectivos, de acuerdo a las mismas fuentes consultadas por medios nacionales.