14 abril 2021

Alberto Fernández anunció la intervención de Vicentín y que pedirá al Congreso su expropiación

Vicentín es un grupo de gran trascendencia en enorme crisis generada por una crisis financiera donde el Estado Nacional es su principal acreedor a través del Banco Nación.

Vicentín es una empresa líder en el mercado argentino. Quiere que la empresa siga funcionando y se mantenga la fuente de empleo.

DNU dispuso la intervención y expropiación del Grupo Vicentín. Designó interventor a quien calificó como “un experto”, en referencia a Gabriel Delgado”.Manda al congreso la ley de expropiación para que el Estado Nacional se haga cargo.

Todos los activos pasarán a formar parte de un fondo fiduciario que será encomendado a YPF Agro. “Buscamos que una empresa líder de capitales mixtos, de gran reconocimiento, pueda hacerse cargo de la gestión futura de esta empresa que queremos rescatar en favor de la economía argentina”.

Declara a la empresa de utilidad pública teniendo en cuenta que se dedica a la producción de alimentos. Dio la tranquilidad a los trabajadores que continuará su trabajo; igual que a los 2.600 productores que la proveen.

Recordó que Vicentín está en concurso preventivo de acreedores, por lo cual mañana se presentarán en la empresa para hacerse cargo de la intervención. 

Es una operación de rescate de una empresa de magnitud en el mercado agrícola.

Favorece para lograr la soberanía alimentaria que Argentina necesita.

Mencionó varios de los rubros industriales y las plantas que tiene Vicentín en el país y en el exterior.

Una decisión estratégica para le economía nacional aprovechando el expertíz de YPF.

Matías Kulfas agregó que el objetivo central es el rescate de Vicentín, que tiene un papel fundamental en el mercado con casi 3.000 productores.

Imagina “una gestión profesional y eficiente”.

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti dijo que “es una excelente noticias para todos los argentinos poder rescatar esta empresa que tiene que ver con la soberanía alimentaria de todos los argentinos”; y que espera que el Congreso trate cuando antes el proyecto de ley de expropiación.

Gabriel Delgado agradeció la confianza dispensada y refirió a “una decisión histórica”.

“A YPF le toca ahora tener la vaca viva”, dijo, haciendo un juego de palabras con la reserva de “Vaca Muerta”.

Sobre las denuncias de corrupción, a la hora de las preguntas Alberto Fernández no quiso opinar; solo dijo que si encuentran alguna irregularidad la pondrán en conocimiento de la justicia, que ahora no buscan irregularidades sino poner en pie a la empresa”.

Sobre el acercamiento a Venezuela que puede representar esta decisión, lo que le mencionó un periodista, Alberto Fernández respondió que “Vicentín está en concurso camino a la quiebra, no es una empresa próspera. Estoy seguro que los santafesinos y los productores deben estar muy contentos escuchando esta noticia; y los argentinos por el paso hacia la soberanía alimentaria”.